Educación acuática para niños

Desde los 2 años en adelante sin uso de pañales.

Las clases son grupales y sin padres en el agua, con uno o dos docentes depende el número de integrantes, aprendiendo a través del juego y logrando una autonomía progresiva. Respiración autónoma e independencia en el agua como en los vestuarios, creando hábitos saludables y seguros. Interactuando con otros niños y con materiales didácticos que acompañan el crecimiento sano y divertido.